8/2/2011

Acoso laboral tipificado como delito

Acaba de entrar en vigor una reforma del Código Penal que incluye cambios importantes en lo que a la psiquiatría forense importa, y uno muy especial: el acoso laboral ha sido tipificado como delito. En el BOE del 23-6-2010 donde se publica esta reforma se recoge en la exposición de motivos:


"Dentro de los delitos de torturas y contra la integridad moral, se incrimina la conducta de acoso laboral, entendiendo por tal el hostigamiento psicológico u hostil en el marco de cualquier actividad laboral o funcionarial que humille al que lo sufre, imponiendo situaciones de grave ofensa a la dignidad. Con ello quedarían incorporadas en el tipo penal todas aquellas conductas de acoso producidas tanto en el ámbito de las relaciones jurídico privadas como en el de las relaciones jurídico-públicas."

Más adelante especifica:

Se añaden un segundo y un tercer párrafo al apartado 1 del artículo 173 [del Código Penal] con la siguiente redacción:

«Con la misma pena serán castigados los que, en el ámbito de cualquier relación laboral o funcionarial y prevaliéndose de su relación de superioridad, realicen contra otro de forma reiterada actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, supongan grave acoso contra la víctima.
Se impondrá también la misma pena al que de forma reiterada lleve a cabo actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, tengan por objeto impedir el legítimo disfrute de la vivienda.»


El acoso laboral es un concepto complicado que ha generado mucho debate. Es evidente que existe en muchos ámbitos pero no en unas cifras tan altas como se nos ha transmitido. La inclusión del Acoso Laboral en el código penal supone un paso más en la línea que siguen nuestros legisladores de criminalizar las conductas y aplicar directmente el castigo. Algunos laboralistas con los que he hablado consideran que es un grave error meter en el ámbito penal este problema. La contundencia del sistema penal no casa con los problemas laborales. Esperemos que los jueces establezcan unos criterios exigentes ya que el entorno laboral puede volverse irrespirable al empezar a aparecer las querellas en lugar de las demandas laborales.

5 comentarios:

  1. Las leyes son muy bonitas, casi tanto como los discursos de los políticos. Uno de los ámbitos en los que hay más acoso laboral, y se sabe perfectamente, es la propia administración pública. No solo es conocido,sino también en algunos casos amparado y utilizado como instrumento de coerción para que se realicen funciones que, por razón desconocida,no están recogidas en leyes o convenios.Es más, cuando se reduce presupuesto, se encajan funciones de los puestos suprimidos en personal que por ley o convenio no las tenían. El argumento es que no hay dinero para pagar personal, y que no da tiempo o no hay voluntad de preverlo y recogerlo en ley o convenio previamente. Mientras que debemos creer que no hay dinero vemos como ha desaparecido el impuesto de patrimonio, que sigue habiendo paraisos fiscales y que los políticos y altos cargos tienen sueldos astronómicos. En cuanto a clarificación legal, para qué se va a hacer bien,pudiendo realizar el acoso laboral que es más divertido.

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    Se te ha olvidado que sí ha habido dinero para el rescate de los bancos que han sido los causantes de la crisis por tratar de tener más ganancias con muchísimo riesgo.

    ResponderEliminar
  3. El acoso no es un problema, es un delito en cualquier ámbito.En algunos tiene agravantes, pero ciñéndonos al que nos ocupa, el más evidente es que el acosado debe aguantar porque de ello depende su sustento y el de su familia, entre otros.

    En penal un porcentaje escandaloso de las denuncias no prosperan sin haberlas siquiera leído porque en este país nada tiene importancia, excepto los asesinatos ( ni éstos) y en los juzgados no suele haber un especial amor al trabajo.

    Esa va a ser la perdición de los acosados, algunos brutalmente: que una vez más se castigará a la víctima y se premiará al verdugo, pero dejarles en indefensión por luchas de competencias y poder entre jueces me parece escandaloso.

    ResponderEliminar
  4. Todas las leyes son muy bonitas cuando se cumplen. Habrá que esperar un poco para ver los resultados. En este pais, si ves un poco mas rápido de lo permitido, te echan multa, te quitan puntos. etc. Pero si eres acosador, parece que tienes demasiadas prevendas, mas aun si se realizan en la administración. y no digamos cuando como en mi caso, el denunciado es un alcalde "socialista", con la administración autonómica y estatal del mismo partido. La podredumbre politica es tal que corrompe a las propias administraciones. por ese motivo, ante las denuncias unos, simplemente miran hacia otro lado, pero hay muchos, demasiados, que participan activamente en la covertura de la actuación impune de los acosadores.
    En el Ayuntamiento de Errenteria (Guipuzcoa), se han producido las denuncias por Acoso Laboral por parte de 4 personas, tres de las cuales ya están en su casa con una incapacidad. Excepto yo, que estoy en una situación mas que particular. Ya hay sentencias firmes que condenan al Ayuntamiento por acoso laboral, de recargo de prestaciones. Requerimientos de Osalan por incumplimientos de la LPRL, etc, etc. Pero el Ayuntamiento sigue actuando con una impunidad pasmosa. La experiencia nos ha demostrado que poco apoyo podemos encontrar hasta llegar, por la via judicial, hasta el tribunal superior de Justicia del Pais Vasco, pero hasta que llegas allí, con cada uno de los temas, es terrible el calvario por el que tienes que pasar.
    Juan José briega Barrio
    http://www.facebook.com/home.php?sk=group_143098315738227

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar